lunes, 27 de abril de 2015

Hija del Eterno.

Algunos detalles que como hijas de Dios NUNCA debemos olvidar.
Para eso les dejo estas imagenes con un mensaje precioso de quienes somos es Cristo,
hija del Altisimo, hija del Eterno.





Es princesa, por que su Padre es el Rey de reyes.


Ella no se desanima con cualquier dificultad.


Dios su Padre, es el dueño de su vida.


No sufre por el pasado, pues conoce que su futuro será mejor en Cristo Jesús.

  

Su socorro viene de su Padre.


Su confianza está en Dios.


Es tesoro valioso en manos de su Dios.


No teme de nadie, pues es testimonio vivo de que Cristo mora en ella.


Es hija del Eterno por su fe en Cristo.


Espera en el tiempo de Dios para cumplir su propósito en su vida.



Todo lo que hace prospera.


Sueña, reconocciendo quien es en Cristo, sin olvidar de donde ha sido levantada.